Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Irak: las múltiples fuentes de financiamiento para Estado Islámico Destacado

Mujeres esclavas de Estado Islámico. Mujeres esclavas de Estado Islámico.

Pasaron más de quince meses desde que comenzaron las operaciones militares "internacionales" contra el grupo fundamentalista Estado Islámico (EI). Desde entonces, no son muchos los avances logrados. Al punto que Estado Islámico dejó de ser solo un grupo terrorista más, ahora es un Estado en guerra.


La particularidad de Estado Islámico es el empleo del terrorismo de Estado ya no solo para eliminar a sus adversarios –ciudadanos pacíficos que no concuerdan con el fanatismo religioso, ni con el concepto de la guerra santa o djihad- sino que su empleo está también destinado a financiar las actividades bélicas,
A la fecha, los cálculos de los expertos estiman que Estado Islámico cuenta con activos líquidos por 1.800 millones de euros y con ingresos anuales por 2.700 millones de igual moneda.
A título de comparación, el presupuesto de los Talibán comporta 50 millones de euros de reservas y 300 millones de ingresos anuales. Y el de Hezbollah libanés indica 150 millones de reservas y 340 millones de ingresos anuales.
¿De dónde provienen los ingresos de Estado Islámico?
Una parte de los ingresos proviene de la explotación de las minorías poblacionales que quedan englobadas en territorios dominados por los djihadistas. Así, Yazidís, Shamaks y Cristianos Asirios deben pagar un impuesto especial para practicar su religión. Si no están en condiciones de hacerlo, son convertidos inmediatamente en esclavos, particularmente las mujeres.
El monto del impuesto oscila entre 40 y 165 dólares de manera inversamente proporcional a la edad del "contribuyente" forzado.
Otra fuente de financiamiento es el secuestro de personas con fines extorsivos. Se calcula que los familiares de los secuestrados, los gobiernos extranjeros y las compañías de seguros pagan rescates por alrededor de 10 millones de dólares mensuales.
También a los funcionarios aún pagados por el gobierno de Irak –y el de Siria- en los territorios ocupados por el EI, deben entregar un 10 por ciento de su salario. Mientras que los trabajadores en empresas privadas pagan un 5 por ciento. Por estos impuestos, Estado Islámico recauda 300 millones de dólares anuales.
Luego están las tasas por estudios. Los niños de primaria pagan 22 dólares mensuales, los adolescentes de secundaria, 43 dólares mensuales, y los jóvenes universitarios, 65 dólares mensuales.
En materia de petróleo, Estado Islámico explota 44 mil barriles diarios en Siria y 4 mil en Irak. Vendidos a 30 dólares el barril -45 es el precio en el mercado internacional-, representan un ingreso de 1,4 millones de dólares diarios, es decir algo más de 500 millones de dólares anuales.
El petróleo crudo es comprado por refinerías que envían sus camiones cisterna a proximidad de los pozos desde donde es llevado para su tratamiento en las cercanías o en Turquía adonde ingresa de contrabando, más o menos tolerado.
De allí, los recientes bombardeos contra las filas interminables de camiones cisterna que circulan por las regiones petroleras en ambos países.
Otros ingresos provienen de la explotación del gas, de unas minas de fosfato y de una industria cementera, propiedad de la empresa francesa Lafarge.
El robo de bancos también formó parte del financiamiento. Fue cuando, en junio de 2014, Estado Islámico capturó la ciudad de Mosul y se apropió del equivalente de 450 millones de dólares que pertenecían al Banco Central de Irak. También robó el oro acumulado en otros bancos de la región que controla.
La venta de antigüedades y de obras de arte conforma otro rubro del pillaje terrorista. Se trata de ventas propiamente dichas y de derechos pagados por áreas concedidas para búsquedas arqueológicas. El monto recaudado equivale a unos 100 millones de dólares anuales.
El blanqueo de dinero es otra de las fuentes de ingresos aunque resulta muy difícil de precisar el total y los ingresos que genera.
Luego está el financiamiento exterior. Durante largo tiempo, tanto Arabia Saudita como Qatar financiaron directamente o hicieron la vista gorda sobre aportes de sus ciudadanos para la organización djihadista.
Hoy no parece ser así a nivel gubernamental, pero quedan muchas dudas respecto de aportes privados provenientes de ambos países.
Finalmente debe sumarse un financiamiento a escala mundial provenientes de los propios djihadistas reclutados en 110 países con Túnez y Arabia Saudita a la cabeza.

Información adicional

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.