Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Italia: terrorismo, inmigración, corrupción y crimen organizado Destacado

Inmigrantes africanos al momento de llegar a Italia. Inmigrantes africanos al momento de llegar a Italia.

Menos que Francia o Bélgica pero más que el resto de Europa, Italia vive la amenaza terrorista de Estado Islámico con particular inquietud, luego de la alerta enviada por los Estados Unidos sobre uno o varios eventuales atentados en Roma y/o Milán.


Según el FBI, los blancos potenciales son la Plaza de San Pedro en el Vaticano y el Duomo –catedral- y el teatro La Scala, en Milán.
Pero además, la policía norteamericana indica también como referencias a las "iglesias, sinagogas, restaurantes, teatros y hoteles" de ambas ciudades.
Cinco sospechosos fueron identificados por el FBI como potenciales autores de los probables atentados y son buscados por la policía italiana.
Por su parte, dos sirios fueron arrestados en el aeropuerto de Bérgamo, por posesión de pasaportes falsos –uno austríaco y el otro noruego- cuando intentaban embarcarse para la isla de Malta.
En los teléfonos de los sirios, se encontraron fotografías de individuos vestidos con uniformes militares, probablemente vinculados con Estado Islámico.
Italia está en el nivel de alerta 2, uno menos que el máximo, ante la posibilidad de un atentado que algunos ubican en el día del jubileo de la Virgen María, el 08 de diciembre.
Según el Ministerio del Interior, 55 sospechosos islamistas fueron expulsados del país desde principios de año, entre ellos cuatro imanes radicalizados.
El problema del terrorismo reemplazó como eje informativo a la cuestión de los migrantes venidos del África que intentan alcanzan las costas italianas en la isla mediterránea de Lampedusa.
La novedad más importante fue la autorización, por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para hacer uso de la fuerza para capturar navíos de migrantes en alta mar, provenientes de Libia.
De aquí en más los barcos de guerra de Italia, Alemania, Francia, Gran Bretaña y España que patrullan el Mediterráneo, cuentan con un marco legal para inspeccionar, capturar y hundir los barcos de los traficantes de personas.
Los "pasadores" serán arrestados y juzgados en Italia, mientras que los inmigrantes también serán alojados en Italia donde se estudiarán sus demandas de asilo.
Quinientos mil inmigrantes llegaron a Europa desde principios del año 2015 y tres mil se ahogaron en el intento de alcanzar las costas de Italia y de Grecia.
Por otra parte, Italia siguió con atención la crisis en la alcaldía de Roma, donde el titular Ignazio Marino presentó su dimisión, tras aceptar reembolsar a la ciudad 20 mil euros de adiciones de restaurantes pagadas con la tarjeta de la ciudad y sospechadas de tratarse de gastos personales.
La prensa italiana tituló al asunto como "dinnergate" y se dedica a establecer quienes fueron los acompañantes en cada una de las cenas, particularmente aquellas efectuadas en las inmediaciones de su domicilio.
Junto al "dinnergate", Roma padece el affaire "Mafia Capitale". Se trata del proceso de 46 personas que componían una organización delictiva que operaba en connivencia con las anteriores autoridades romanas.
La organización facturaba a la ciudad la atención de inmigrantes –que no atendía- y otros contratos suscriptos en cuestiones tales como recolección de residuos o mantenimiento de espacios verdes, que no llevaba a cabo.
La "Mafia Capitale" era dirigida por dos "cerebros" vinculados a la política: Massimo Carminati, apodado "el negro" por su pasado militante en un grupúsculo de extrema derecha entre los años 1970 y 1980; y Salvatore Buzzi, alias "el rojo" a causa de su vinculación con cooperativas sociales de reinserción.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.