Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Turquía: Siria, inmigración y los kurdos, los problemas de Erdogan Destacado

La "foto de familia" del G20 en Antalya La "foto de familia" del G20 en Antalya

Tras el triunfo electoral que le permitió recuperar la mayoría parlamentaria, el gobierno turco del presidente Recep Tayyip Erdogan y del primer ministro Ahmet Davutoglu debe enfrentar una serie cuestiones que superan los límites de lo nacional y se vinculan con la región Medio Oriental y con Europa.


Precisamente, en la ciudad mediterránea de Antalya comenzó el 15 de octubre la reunión del G20 que junta a las siete economías más grandes del planeta con algunos países en desarrollo. Y allí, cambio de agenda: prioridad a la lucha contra el terrorismo tras los sucesos de Paris, Francia.
De estación balnearia poblada de turistas rusos, Antalya se convirtió, por estos días, en una ciudad fortificada con unidades especiales del Ejército turco que rastrillan la ciudad e interrogan a los islamistas conocidos. Veinte de ellos fueron detenidos y no recobraron la libertad.
Turquía sufrió dos atentados que las autoridades del país atribuyen a Estado Islámico (EI), el del 10 de octubre en Ankara, la capital, que dejó un saldo de 102 muertos y el del 20 de julio, ambos del 2015, en Suruc, frontera con Siria, que produjo 34 muertes.
Regulación financiera, clima e inmigración eran los puntos acordados en la agenda, pero todo ello quedará empalidecido frente a la cuestión del terrorismo y el conflicto sirio.
Al respecto, Erdogan abrió el fuego cuando dijo que "hay que abandonar la idea que hay buenos y malos terroristas". Se refería a uno de los problemas centrales del gobierno turco: la lucha contra los rebeldes del PKK, el Partido Kurdo de los Trabajadores, que mantiene una guerrilla contra el gobierno central turco.
Erdogan trata de llevar agua para el molino. Si bien los métodos del PKK suelen, en ocasiones, caer en acciones terroristas, algo repudiable desde todo punto de vista, su lucha es una lucha de liberación a la que debería ponerse punto final mediante un acuerdo político.
El conflicto con los kurdos no se limita a las regiones de mayoría kurda en la propia Turquía. Se adentra, además, en la guerra en Siria.
Las unidades kurdas del YPG sirio combaten no sin cierta eficacia contra Estado Islámico, pero dado que son cercanas al PKK, Erdogan propone, para el área que el YPG domina, la creación de una "zona de seguridad" en el norte de Siria, donde concentrar a los refugiados que huyen de la guerra civil.
Para Estados Unidos y la Unión Europea, la propuesta resulta absolutamente inviable. Primero, porque los kurdos del YPG son amigos. Segundo, porque para asegurar el perímetro de una zona de seguridad hace falta la presencia de tropas sobre el terreno, algo que los occidentales no están dispuestos a arriesgar y tampoco están dispuestos a apoyar un ingreso del Ejército turco.
En Antalya, Turquía enfrentará otras posiciones frente a la crisis siria. Además del desacuerdo occidental sobre los kurdos, está la presencia del presidente ruso Vladimir Putin, aliado y defensor del autócrata sirio Bashar Al-Assad.
El alauita –rama del shiísmo- Assad es el enemigo por excelencia del islámico moderado sunita Erdogan. A la vez, es el enemigo del rey Salman de Arabia Saudita, principal donante de fondos a las milicias que combaten contra Assad.
Pero, al menos esta vez, "los enemigos de mi enemigo no necesariamente son mis amigos", porque Erdogan se inscribe en el denominado "islam político" junto con el Hamas palestino, los Hermanos Musulmanes egipcios y el emir de Qatar. Un conjunto contra el que, a su vez, luchan los sauditas.
Estados Unidos y la Unión Europea tienen otro motivo de queja frente a Erdogan y es su propensión al autoritarismo. Su escasísimo respeto por la libertad de expresión genera desconfianza y reproches.
Pero, para los europeos –no así para los norteamericanos- por encima de la cuestión del autoritarismo se sobrepone el problema migratorio. Con poca claridad, la UE intenta convencer a Turquía de retener dentro de sus fronteras a dos millones de inmigrantes, la mayoría sirios, pero también irakíes y afganos, y parece dispuesta a pagar por ello.
El vergonzante "plan de acción europeo" consiste en pagar 3.000 millones de euros a Erdogan, facilitar visas para los ciudadanos turcos y acelerar el ingreso de Turquía a la Unión Europea. Y Erdogan aparece como dispuesto a aceptar.
El "negocio" enoja a los gobiernos africanos, a los que Europa coloca bastante por detrás de Turquía a la hora de negociar fondos contra retención de inmigrantes. En su conjunto, los africanos recibirían solo 1.800 millones de euros.
Paralelo a la cuestión migratoria camina el peligro de la infiltración de terroristas de Estado Islámico mezclados entre las multitudes que huyen de las guerras en Medio Oriente.
Según las autoridades turcas, el día de los atentados de Paris, fue desarticulado, en Estambul, un grupo ingresado desde siria que planeaba un "atentado mayor" en la ex capital del Imperio Otomano.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.