Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Gran Bretaña: drástico giro a la izquierda del Partido Laborista Destacado

Jeremy Corbyn, nuevo jefe laborista. Jeremy Corbyn, nuevo jefe laborista.

Tras la reciente derrota electoral, el tradicional Labour Party –Partido Laborista (PL)- británico reemplazó a su líder renunciante, Ed Miliband, por Jeremy Corbyn, 66 años, jefe del ala izquierda partidaria.


Enemigo sin tregua de las políticas de austeridad, vinculado con el Syriza griego y con el Podemos español, Corbyn arrasó en la elección para la jefatura laborista con el 59,5 por ciento de los sufragios.
En su discurso de asunción, Corbyn cuestionó las "desigualdades sociales" y denunció un sistema de protección social "injusto". Pidió más compasión al gobierno conservador frente a quienes buscan asilo en Europa.
Corbyn se impuso por sobre los candidatos de Miliband, Andy Burnham e Yvette Cooper y por sobre la "blairista" Liz Kendall.
El nuevo líder muestra –al menos hasta aquí- posiciones radicales. Financiado y sostenido por los sindicatos, Corbyn pregona la renacionalización de los ferrocarriles, el aumento de los impuestos y el desarme nuclear unilateral.
Históricamente, se lo ubica como el líder laborista más a la izquierda desde la década de 1930. Cuando comenzó su búsqueda de la jefatura, solo era apoyado por 15 de los 232 diputados laboristas.
Fue entre los votantes sindicales y entre quienes pagaron la suma simbólica de 4 libras para poder votar donde hay que buscar la avalancha de votos para Corbyn.
En el gabinete fantasma de la oposición, Corbyn incluyó centristas como el malogrado candidato Burnham en Interior.
Respecto de la cuestión europea, el nuevo jefe laborista se muestra partidario de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, opinión contraria a la de la mayoría de los legisladores del PL.
Pero todo cambia cuando se pasa de militante o dirigente a jefe de partido. Corbyrn suavizó todo en el Congreso del Partido Laborista, inmediatamente posterior a su elección. Allí se comprometió a defender la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea, mientras mantuvo su habitual discurso pacifista.
¿Cuál es el objetivo de Corbyrn? Transformar al viejo Partido Laborista en un moderno movimiento anti austeridad. En Manchester, donde sesiona el Congreso del Partido Conservador, Corbyrn logró un éxito con la movilización de 60 mil personas contra la austeridad.
Curioso discurso el de la anti austeridad, justo cuando las cuentas británicas van bien y el país muestra un índice de crecimiento superior al de casi todos sus socios de la Unión Europea
La atención británica estuvo en gran medida acaparada por la situación en Irlanda del Norte, la parte de la isla de Irlanda bajo soberanía del Reino Unido.
Allí, el ministro principal de Irlanda del Norte, Peter Robinson, 66 años, presentó su dimisión en protesta por la continuidad de las actividades violentas del IRA –el Ejército Republicano Irlandés-, que ponen en duda su desmantelamiento.
Partidario de la unión con Gran Bretaña, de religión pentecostal y líder del Partido Unionista Democrático (PUD), Robinson pretendía que el gobierno británico suspendiese las instituciones políticas de la región semi autónoma de Irlanda del Norte, luego de que el jefe de policía declarase que miembros del IRA, organización oficialmente disuelta, estaban implicados en un homicidio.
Es que el 13 de agosto de 2015, un ex miembro del IRA fue ejecutado según el modelo de una operación punitiva de las que llevaba a cabo la organización. No son pocos quienes sospechan la continuidad del IRA, aunque ya no como organización política, sino como banda ligada al crimen organizado.
Para el Sinn Fein, otrora el brazo político del IRA, ni el homicidio fue perpetrado por la organización, ni la organización continúa existiendo. No obstante, solo un día después, fue arrestado Bobby Storey, presidente del Sinn Fein en Irlanda del Norte, bajo el marco de la investigación respectiva.
La crisis norirlandesa podría desembocar en una administración directa del gobierno británico. Pese a su renuncia, Robinson apuesta a que ello no ocurra: dejó en su lugar a la ministra de Comercio, Arlene Foster.
Inevitablemente, la crisis se cerrará con un nuevo acuerdo que determinará un necesario mayor control sobre el residual de los grupos armados.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.