Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Bélgica: las amenazas terroristas mantienen al país bajo tensión Destacado

Fuad Belkacem, reclutador de Estado Islámico en Bélgica. Fuad Belkacem, reclutador de Estado Islámico en Bélgica.

Si el problema de fondo en la sociedad y en la política belga es la división lingüística y comunitaria entre flamencos, de habla holandesa, y valones, de lengua francesa, la principal preocupación de la hora actual es el terrorismo.


El reciente intento de atentado en un tren Thalys puso de manifiesto que todos los recaudos tomados para evitar los ataques terroristas resultan insuficientes.
Cierto es que el intento se produjo sobre territorio francés. Como se recordará fue abortado por la oportuna participación de algunos pasajeros, entre ellos tres norteamericanos –dos marines- y un británico. Pero no menos cierto es que el autor abordó el tren en Bruselas.
No solo eso, sino que estaba sindicado como presunto terrorista por los servicios antiterroristas españoles, pese a lo cual pudo subir tren armado con una pistola automática y con un fusil de asalto Kalachnikov.
Hasta ese momento, y tras el atentado contra el Museo Judío de Bruselas, de hace un año, varias fueron las intervenciones exitosas de la seguridad belga.
Por ejemplo, el arresto en julio de 16 integrantes de dos células terroristas chechenas a partir del seguimiento, en colaboración con los servicios norteamericanos, de un djihadista que retornó de Siria.
El combatiente puso a la seguridad sobre la pista de dos células de dos grupos belgas próximas al Frente Al-Nosra, filial de Al Qaeda que combate en Siria.
El primer ministro Charles Michel se mostró más que satisfecho por el resultado y el ministro del Interior, Jan Jambon, aprovechó la ocasión para anunciar el incremento de las partidas para los servicios antiterroristas.
La movilización de las fuerzas de seguridad es particularmente intensa en Bélgica. A principios de año, fuerzas especiales asaltaron un refugio djihadista en el este del país, en Verviers, y dieron muerte a dos presuntos terroristas que se resistieron con armas automáticas.
En 2014, según la información oficial, el Estado belga protagonizó 195 asuntos ligados al terrorismo. Para el presente año, se calcula que serán aún más. Sobre todo a partir de la decisión de librar mandato de arresto internacional para toda persona de nacionalidad belga localizada en Siria.
Hoy todos los sitios sensibles, además de los edificios gubernamentales belgas y de la Unión Europea son custodiados por el Ejército.
Recientemente, el Parlamento debatió sobre las informaciones que brindó Steven Vandeput, el ministro de Defensa, acerca de los djihadistas que surgieron desde el propio Ejército. Son, de momento, cuatro los casos conocidos que participaron de combates como djihadistas en Siria.
Pero, de mayor importancia, al menos para la Sureté de l'État, el servicio de inteligencia, es la vigilancia sobre centenares de belgas que retornan al país luego de estadías en Irak y Siria.
Si los que vuelven constituyen una amenaza, se trata además de contener a quienes intentan partir. De allí la condena de Fuad Belkacem a doce años de prisión, como responsable máximo de Sharia4Belgium, una red dedicada al reclutamiento de combatientes para la djihad en Siria.
Belkacem, juzgado con otros 45 integrantes de Sharia4Belgium, no todos presentes, predicaban, a través de Internet y en reuniones en plena vía pública en la ciudad de Amberes, la instalación de un Estado Islámico en Bélgica.
Se calcula que, desde Bélgica, partieron a la Djihad unos 350 combatientes, lo que hace al país como el proveedor número 1 europeo de terroristas en relación con su número de habitantes.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.