Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Elecciones: Sudán, Togo, Finlandia y Kazajstán en la agenda de abril

Juha Sipilä, probable nuevo primer ministro de Finlandia Juha Sipilä, probable nuevo primer ministro de Finlandia

Sudán, Togo, Finlandia y Kazajstán elegirán sus respectivos gobiernos durante el mes de abril del 2015. En Nigeria y Haití habrá elecciones legislativas. Y en Malta y Tanzania, los ciudadanos están llamados a votar en sendos referéndums.


De las elecciones principales, la primera será la de Sudán que se llevará a cabo el 13 de abril. En realidad se trata de una parodia de elección. El presidente Omar El-Beshir, 71 años, se presenta por enésima vez, desde que tomó el poder, en 1989, mediante un golpe de Estado, aliado con los fundamentalistas islámicos.
El-Beshir está inculpado por la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, por la violenta represión y la participación de milicias paramilitares– los Yanyauid- contra los habitantes de la región del Darfur que reclaman autonomía.
Otros quince candidatos, muy poco conocidos de la población y casi sin acceso a los medios de comunicación, se presentan a la elección sin ninguna chance o aspiración. Muchos de ellos están sostenidos desde el poder para dar un barniz de legitimidad a la votación. En la práctica, se trata de una elección de partido único.
La verdadera oposición firmó, en diciembre pasado, un acuerdo denominado "Llamado del Sudán" donde reclamaba la instalación de un gobierno de transición y la convocatoria a elecciones transparentes.
Nada de eso ocurrió y la oposición decidió, entonces, concretar un boicot –por segunda vez consecutiva- a la elección.
De los 35 millones en que es estimada la población del Sudán, solo 13,2 millones están en condiciones de votar.
A todas luces, El-Beshir continuará en el poder. De profesión militar, hoy auto ascendido a teniente general, encabezó como brigadier el golpe de Estado que acabó con el proceso democrático en Sudán.
Pese a su calidad militar, el país está plagado de rebeliones autonómicas que resultan incontrolables para el poder central. Bajo su gobierno, la franja sur del país logró separarse y constituir la República de Sudán del Sur.
El-Beshir también está sospechado, según los documentos de wiki leaks, de haberse apropiado de 9 mil millones de dólares de las cuentas del país.
Dos días después, el 15 de abril, será el turno de las presidenciales en Togo. Allí, cinco candidatos disputarán el poder. Dos de ellos se distancian claramente del resto.
Uno es el actual presidente Faure Gnassingbé. El otro es su rival de la pasada elección del 2010, Jean-Pierre Fabre. En aquel entonces, Gnassingbé obtuvo más del 60 por ciento de los votos.
Esta vez, Fabre sostenido por cinco partidos parece mucho más sólido en su intento de arrebatar el poder. Pero, Gnassingbé cuenta con el aparato estatal, algo que en África suele ser determinante.
Faure Gnassingbé es un clásico presidente de clan de los que sobreabundan en el Tercer Mundo. Son hijos que suceden a padres, esposas a maridos y parientes a parientes, como en una monarquía hereditaria.
Gnassingbé, 48 años, fue electo en el 2005 y reelecto en el 2010 y es hijo de Gnassingbé Éyadema quien también fue presidente de facto y electo.
Conocido por los togoleses como "Bebé Gnas", en referencia a su padre, ha cometido todo tipo de fechorías propias de quien cree que el poder le pertenece.
Desde la compra en el 2008, para uso personal, de un vehículo Maybach por 1,8 millón de dólares mientras solicitaba créditos a la Unión Europea para atender la casi inexistente infraestructura del país, hasta dejar encinta a la hija del presidente de Ghana.
Por supuesto que el problema no fue la preñez, sino que a partir de ese incidente se supo que Bebé Gnas convivía con 8 mujeres diferentes, sin estar casado con ninguna, y ya contaba con once hijos de ellas. Todo un nene de papá.
Jean-Pierre Fabre, 62 años, es todo lo contrario. Economista, defensor de los derechos humanos, fue perseguido por el régimen dictatorial del padre de Bebé Gnas, al punto que le fue cañoneada su vivienda.
Sospechada de fraude, la elección del 2010 que dio como vencedor a Gnassingbé, vio llegar en segundo lugar a Fabre con el 35 por ciento de los votos. Si la elección por venir resulta limpia, un triunfo de Fabre no es imposible.
El 19 de abril, será el turno de Finlandia. República parlamentaria, de su legislatura surgirá el próximo primer ministro y su gabinete.
El Parlamento finlandés, Eduskunta, se compone de 200 miembros. Es decir que hacen falta 101 diputados como mínimo para alcanza la mayoría y así formar gobierno.
Difícilmente, un partido individual obtenga semejante bancada. Como viene ocurriendo desde hace muchos años, nuevamente Finlandia será gobernada por una coalición de partidos como lo es actualmente.
La actual mayoría legislativa se compone del Partido Coalición Nacional (centro derecha) con 44 bancas, el Partido Social Demócrata (centro izquierda) con 42, el Partido Popular Sueco –de la correspondiente minoría- con 9 y el partido Demócrata Cristiano con 6.
De su lado, la oposición está conformada por el Partido de los Verdaderos Finlandeses (derecha nacionalista) con 39 asientos, el Partido de Centro con 35, la Alianza de Izquierda con 14 y los Verdes con 10.
Tanto el gobierno como el Partido de la Coalición Nacional están dirigidos desde el 2014 por el primer ministro Alexander Stubb quién sucedió al veterano Jyrki Katainen quien se retiró de la actividad política.
Los sondeos previos dan la victoria, sin mayoría propia, al opositor Partido de Centro y un segundo lugar muy peleado entre la Coalición Nacional, los socialdemócratas y la derecha nacionalista.
De resultar así, posiblemente, el próximo primer ministro resulte el centrista Juha Sipilä.
Por último, Kazajstán, el 26 de abril. Allí, en esa ex República de la Unión Soviética, ubicada en el Asia Central, poco importa quién se presente. Será el autócrata Nursultan Nazarbaiev quién resultará electo y quién, además, preside el país desde la separación de la ex URSS en 1990.
Nazarbaiev, 74 años, ex secretario general del Partido Comunista en 1984, logró mantenerse en el poder luego de la caída de la Unión Soviética.
Por un momento, se pensó que el actual resultaría el último mandato debido a una dolencia de cáncer de próstata. Entonces, como corresponde a un autócrata, su sobrino, Samat Abish, iba a resultar su sucesor.
Pero, o bien se curó, o bien decidió no abandonar el poder, Nazarbaiev disputa –es un decir- su quinto mandato.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.