Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Corea del Norte: la recuperación del partido y de la belicosidad Destacado

Moranbong, el pop norcoreano. Moranbong, el pop norcoreano.

El anuncio del test nuclear con una bomba de hidrógeno formulado por Corea del Norte produjo una sensación de retorno a la "Guerra Fría" que concluyó allá por la década de 1980.


Fue el cuarto ensayo nuclear –todos subterráneos- norcoreano. En los tres anteriores, la detonación fue de bombas del tipo A, de mucha menor potencia.
La belicosidad norcoreana no solo preocupa a Corea del Sur, a Japón y a los Estados Unidos, los "enemigos" de la dictadura dinástico-comunista de la familia Kim, también China, el único aliado de los norcoreanos, ya no intenta disimular su malestar.
¿La explosión nuclear habrá sido suficiente para colmar la paciencia china? Probablemente aún no. En todo caso, el debate sobre las sanciones contra Corea del Norte con motivo de la explosión que intentará votar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas evidenciará el grado de enojo chino.
Cuando a fines de agosto del 2015 negociadores nor y surcoreanos llegaron a un acuerdo, no se equivocaron quienes predijeron que solo se trataba de un papel más cuya vigencia en el tiempo sería pasajera.
Inclusive, ambas delegaciones pactaron permitir una vergonzosa visita –por su escasísimo y para nada libre tiempo de contacto- de familiares separados desde hace 62 años, sin verse, ni hablarse, a uno y otro lado de la frontera.
Pero la buena voluntad duró poco. O nada. Solo quince días después, la dictadura staliniana norcoreana se preparó para lanzar un nuevo satélite al espacio montado sobre un misil cohete de largo alcance.
Norcorea dice que se trata de experimentos científicos. Surcorea, Japón y los Estados Unidos califican los experimentos como test de misiles balísticos camuflados.
Imágenes de satélite muestran que la hermética Corea del Norte modernizó su base de lanzamiento de satélites en Sohae. Esa modernización permite un lanzamiento de un misil de setenta metros de longitud, es decir de largo alcance.
El mismo día, 15 de setiembre de 2015, Corea del Norte anunció un nuevo arranque para el reactor del complejo nuclear de Yongbyon, considerado como la principal fuente de plutonio del país. El plutonio sirve para fabricar bombas nucleares.
Corea del Norte ya llevó a cabo tres ensayos nucleares subterráneos en los caños 2006, 2009 y 2013. Ahora, también mediante imágenes de satélite, fue posible detectar que se lleva a cabo la apertura de un nuevo túnel en la zona de Punggye-ri.
En octubre, con una inmensa parada militar, Corea del Norte festejó el 70 aniversario del Parti del Trabajo, el partido único norcoreano.
Como siempre ocurre en las dictaduras comunistas, la inmensa plaza Kim Il-sung –el nombre del abuelo del actual gobernante- estaba repleta de gente que intentaba mostrar su "entusiasmo y alegría".
Todos coreaban "mansé" "mansé" –diez mil vidas, en coreano- al momento de la aparición del joven dictador Kim Jong-un que saludaba sonriente las "muestras de cariño popular".
No obstante, el festejo de su 70 aniversario re jerarquizó al Partido. En épocas del segundo Kim de la dictadura familiar, el partido cedió espacios de poder el Ejército. Con el tercer Kim de la dinastía, el partido los recuperó y se mostró monolítico detrás del líder.
Fue en su momento un clásico partido stalinista, luego, a partir de los años 70, se convirtió en un instrumento de la dictadura familiar de los Kim.
Coincidentemente con el nuevo amanecer partidario, Corea del Norte experimenta una aparición de una clase media con intenciones de consumo hasta ahora no vistas.
Desde la vestimenta femenina que incorpora tímidamente las modas de Occidente a través de China -particularmente la de la mujer de Kim- hasta la inauguración de pistas de esquí, pasando por la inauguración de un parque de diversiones, todo indica un cambio, por ahora cosmético, de la situación social.
Con todo, la dictadura norcoreana es, casi con seguridad, la más dura, además de la más longeva del mundo junto con la China, como lo revela "Siete nombres", el libro escrito por Hyeonseo Lee, una joven mujer que debió cambiar siete veces de nombre para escapar de Corea del Norte hacia China y allí cambiar de identidad para finalmente llegar a Corea del Sur.
Como corresponde a una dictadura basada en un relato, los hechos tragicómicos se suceden los uno a los otros. Por ejemplo, la de los militares norcoreanos condecorados con medallas que no caben en la parte delantera del saco y que nadie sabe dónde fueron ganadas, ni porqué.
La última actividad tragicómica de la dictadura fue la decisión de "su" conjunto femenino de música popde abandonar Pekín, China, cuando los organizadores chinos de su concierto se negaron a aceptar que, como telón de fondo, se presentasen imágenes del lanzamiento de misiles norcoreanos.
Música pop mezclada con misiles. Otra muestra de la recuperada belicosidad. Nada sorprende en Corea del Norte, salvo la racionalidad... si existiese.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.