Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Israel: un asesinato selectivo que pudo desencadenar otra guerra Destacado

Samir Kantar. Samir Kantar.

Todo indica que los servicios secretos israelíes asesinaron a Samir Kantar, jefe del frente del Golan, sector perteneciente a Siria, ocupado por Israel en 1967 y luego anexado unilateralmente.


Samir Kantar era un druso que militaba en el Hezbollah libanés, conformado básicamente por shiítas, y a quién, desde hace muchos años, los servicios israelíes señalaban como blanco a eliminar.
Los drusos son un pueblo que practica una religión semi secreta, que incluye creencias del islam circundante, pero que también incorpora elementos de otras religiones.
Por razones de persecuciones históricas, suelen mimetizarse con la etnia dominante donde viven. Así, no es raro ver a drusos que se alistan y se convierten en oficiales del Ejército israelí. Habitan principalmente Líbano, Jordania, Siria e Israel, pero se encuentran dispersos por todo el mundo.
La operación de Israel sobre Kantar es difícil de comprender en momentos en que el Medio Oriente se incendia con la presencia de Estado Islámico y las guerras civiles en Siria y Yemen.
Israel y el Hezbollah son viejos enemigos. La organización shiíta surgió como una respuesta a la invasión israelí del Líbano, cuando el primer ministro Menahem Beguir y su jefe de Estado Mayor, general Ariel Sharon, intentaron borrar del mapa a la resistencia palestina y convertir al Líbano en un estado árabe cristiano.
Por el entonces, los palestinos de Yasser Arafat abandonaron Líbano bajo un diluvio de bombas israelíes. La ocupación del sur libanés, poblado esencialmente por shiítas, fue en un principio saludada por los habitantes deseosos de liberarse de los belicosos palestinos.
Pero los excesos del Ejército israelí, torturas incluidas, dieron lugar a un nuevo movimiento de resistencia, el Hezbollah. Fue un producto del despertar político de los shiítas, hasta allí encuadrados en el Amal, una organización siempre lista para el compromiso, junto con el arribo al poder en Irán del ayatollah Komeini.
La influencia y el dinero iraní fueron determinantes a la hora de establecer a Israel como el enemigo central de Hezbollah. Con el advenimiento de su actual jefe, Hassan Nasrallah, la organización se convierte en militar, capaz de llevar adelante una guerra de guerrillas en el sur del Líbano ocupado.
Los ataques permanentes del Hezbollah, sostenido por una opinión pública libanesa cada vez menos afecta a Israel, terminan por poner punto final, dieciocho años después, a la ocupación del sur del Líbano, en el año 2000.
Hoy, Hezbollah continúa armado con la excusa de la ocupación de territorio libanés por parte de Israel. Se trata de las granjas de Chebaa, un micro territorio de 25 kilómetros cuadrados, que todos los mapas atribuyen a Siria.
Pero la Siria del autócrata Bashar al-Assad, deseosa de mantener al Hezbollah como aliado –muchos milicianos del Hezbollah pelean del lado del gobierno en la guerra civil siria- dice que las granjas de Chebaa son territorio libanés y el gobierno libanés no lo desmiente.
Resultado Siria, Hezbollah, Líbano e Israel mantienen allí una ficción de guerra que les permite a todos justificarse a sí mismos como guerreros y a nadie pensar en la paz.
Hoy, Hezbollah ya no es una guerrilla de elite, sino un verdadero ejército. Según expertos israelíes cuentan con más de 100 mil cabezas de misil. Con los misiles iraníes Fateh 110, poseen la capacidad de golpear cualquier punto de la geografía israelí.
Hezbollah e Israel son dos enemigos que intentan, armados hasta los dientes, disuadirse mutuamente de llegar a una guerra abierta como ocurrió por dos veces en el pasado.
Transcurridos varios días desde la muerte de Kantar, el cuadro no parece haber cambiado. Nadie hable de guerra, pero todo el mundo sabe que el "golpe por golpe" sobrevendrá en cualquier momento.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.