Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

India: resultados económicos que no llegan, derrotas electorales Destacado

Nitish Kumar, el vencedor del primer ministro Modi en el Estado de Bihar. Nitish Kumar, el vencedor del primer ministro Modi en el Estado de Bihar.

Pese a su implicación personal y a un intento de acaparar el voto hinduista, el primer ministro Narendra Modi y su partido el Baharatiya Janata Party (BJP) perdieron, sin atenuantes, las elecciones regionales en el Estado de Bihar, el tercero más poblado y uno de los más pobres de la India.


Bihar es un estado norteño, fronterizo con Nepal, atravesado por el río Ganges, con capital en Patna y poblado por casi 104 millones de personas. Es la cuna del budismo y del movimiento independentista indio.
El 82,7 por ciento de los biharíes son personas que profesan la religión hindú, mientras que un 16,9 por ciento son musulmanes.
Las elecciones fueron ganadas por una coalición centro izquierdista, conducida por Nitish Kumar y opuesta a al oficialismo de Modi, que obtuvo 178 asientos en la asamblea regional contra apenas 58 de los partidos que acompañaron al BJP. La izquierda, por su parte, consiguió tres bancas.
Modi se comprometió en la campaña en Bihar como nunca lo había hecho cualquier otro primer ministro de la India con más de 30 actos y con publicidades que lo anteponían frente a los candidatos locales. Así, para los analistas la derrota en Bihar fue su derrota.
Ocurre que a un año y medio de su triunfo en las elecciones nacionales, Modi ya no es juzgado por sus promesas sino por los resultados que obtiene. Y, de momento, sus compromisos de crear decenas de millones de empleos y de industrializar el país no se concretan.
No obstante, Bihar fue el segundo estado indio en crecimiento económico durante el bienio 2014-2015. Sin embargo, la derrota electoral fue aplastante.
¿Motivos? Varios. Uno de ellos, de mayor importancia: la crisis de la agricultura. Particularmente, en un Estado agrícola como Bihar conformado por llanuras de aluviones del río Ganges.
En la India, se habla de la "angustia rural" que lleva al suicidio de no pocos agricultores. Sin estadísticas confiables, los medios indios hablan de 300 mil agricultores que se quitaron la vida durante los últimos 20 años. Se habla de 20 mil para el presente año.
Las sequías, provocadas por el cambio climático, seguidas de inundaciones, junto con la caída de los precios, provoca un éxodo del campo y una imparable caída de la participación de la agricultura en la formación del Producto Bruto Interno.
Con un 60 por ciento de la población dedicada al quehacer rural, la agricultura india solo representa el 13 por ciento del PBI del país. Sobran, pues, razones para el descontento.
Junto a la agricultura está el tema religioso que separa desde la independencia a las comunidades hindú y musulmana. Modi usó la carta religiosa pero no le fue bien. El voto popular se orientó por parámetros diferentes.
Así, luego de su gran triunfo del 2014, la de Bihar es la tercera elección en continuado que Modi y el BJP pierden. La primera fue en Jammu y Cachemira donde resultó segundo y la siguiente ocurrió en Dehli donde sufrió una derrota aplastante frente al Partido del Hombre Ordinario (AAP) del populista Arvind Kejriwal.
En materia económica, los éxitos no llegan. Así el Reserve Bank of India (RBI) debió, por cuarta vez consecutiva, rebajar la tasa de interés ante "una economía que muestra una recuperación poco firme que aún está lejos de alcanzar robustez".
Es más la reducción superó a la esperada por los mercados. Fue de medio punto y ubica la tasa de interés en un 6,75 por ciento anual. De momento, y con la ayuda de la caída del precio internacional del petróleo, la inflación está contenida, mientras el PBI desacelera su crecimiento, aunque se mantiene como el más elevado entre los países emergentes con un 7 por ciento anual.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.