Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Taiwan: acercamiento a China versus definitiva independencia Destacado

Protestas estudiantiles contra la tergiversación pro China de la historia. Protestas estudiantiles contra la tergiversación pro China de la historia.

Estudiantes taiwaneses comenzaron un movimiento de confrontación con el poder en manos del viejo partido nacionalista Kuomintang, esta vez, en virtud del nuevo relato histórico favorable a China que el gobierno introdujo en los textos escolares.


Durante muchas décadas, el Kuomintang, tras su expulsión de China con la victoria comunista en 1949, refugiado desde entonces en la isla de Taiwan, insistió con ser el verdadero y único representante legal del pueblo chino.
Esa pretensión acabó cuando, en 1970, Taiwan fue expulsada de las Naciones Unidas para dar lugar al régimen comunista que aún gobierna China.
Desde entonces dos tendencias dividieron la política taiwanesa: la pro China, encabezada por el propio Kuomintang, y la pro independentista, que rodea al Partido Demócrata Progresista.
Para la China comunista, y para la enorme mayoría de los países del mundo que reconocen su gobierno, Taiwan es una parte integrante del territorio chino. El gobierno de Taiwan está de acuerdo en esta interpretación y solo difiere en quién es el gobierno legal de China, título que se adjudica y que reconocen algunos países del mundo.
Las nuevas generaciones nada quieren saber sobre la posibilidad de reintegrar algún día a Taiwan en China. Si bien la enorme mayoría es descendiente de los chinos que cruzaron a la isla siguiendo al derrotado mariscal Chiang Kai-shek, ya no son muchos los viejos guerreros que sobreviven.
La juventud actual es nieta o bisnieta de aquellos combatientes. Sus lazos con China, prácticamente no existen. Y su vinculación política o sentimental con el régimen dictatorial del Partido Comunista en el Continente, es ninguna. Más vale, lo contrario.
El conflicto actual radica en la pretensión de imponer un nuevo relato sobre la historia reciente. Relato que, obviamente, condice con la interpretación de los comunistas chinos sobre dicha historia. Y eso, es precisamente cuanto rechazan los estudiantes.
El nuevo relato indica que Taiwan fue "recuperada" por China tras la rendición japonesa de 1945 –los japoneses estaban en China desde hacía 1895 cuando la isla les fue cedida por China en virtud del tratado de Shimonoseki, etapa que ahora se pretende definir como de "ocupación" ilegal.
Nadie "recuperó" la isla. Tras la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial, Japón aceptó los términos de la Conferencia de El Cairo que estipulaban la "entrega" de Taiwan al régimen nacionalista chino que aún no había perdido la guerra civil.
Los estudiantes se niegan a aceptar esta deformación de los hechos que favorecen a la interpretación del gobierno chino comunista de Pekín, al que sus antiguos enemigos, los nacionalistas del Kuomintang cortejan.
Hace algo más de un año, en marzo de 2014, la aproximación económica entre Taiwan y China motivó durísimas protestas juveniles con ocupación del Yuan legislativo –el Parlamento- durante 24 días, hecho que obligó al gobierno a dejar de lado el acuerdo.
En enero de 2016, Taiwan debe renovar autoridades, incluido el presidente de la República. Consideradas como un anticipo, las elecciones locales de diciembre de 2014 mostraron una derrota del Kuomintang que alcanzó el 40 por ciento de los votos, frente al 47 de los independentistas del Partido Demócrata Progresista.
De los seis municipios principales, el Kuomintang solo conserva uno y perdió, inclusive, la municipalidad de Taipei, la capital
La derrota obligó al presidente Ma Ying-jeu a formar un nuevo gabinete de gobierno. Artesano del acercamiento a China, Ma termina su mandato debilitado tras las protestas estudiantiles que dejaron el saldo de un muerto, no por represión, sino por suicidio, en repudio de las pretensiones de tergiversar la historia.
En el orden empresarial, el fabricante taiwanés de teléfonos inteligentes HTC presentó una pérdida de 252 millones de dólares durante el segundo trimestre del año. La empresa resolvió suprimir 2.000 empleos, es decir, el 15 por ciento de su personal.

Información adicional

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.