Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Filipinas: autonomía para el sur musulmán Destacado

Firma del acuerdo de paz Firma del acuerdo de paz

El presidente filipino Benigno Aquino presentó al Parlamento, el 11 de setiembre de 2014, un proyecto de ley para crear una región autónoma autogobernada en la zona sur de la isla de Mindanao donde la población musulmana es mayoritaria.


La creación de la región autónoma autogobernada, su nombre será probablemente Bangsamoro –Hogar Moro-, es el resultado del acuerdo de paz entre el gobierno central filipino y la rebelión del Frente Moro Islámico de Liberación (FMIL).
Buena parte del Parlamento se opone al acuerdo porque señala que infringe la soberanía de Filipinas y que puede constituir el germen de un estado independiente.
Es que, en la práctica, el gobierno central cede todas sus prerrogativas, incluido el cobro de impuestos, con excepción de la defensa que queda a cargo exclusivamente del Ejército filipino y, por ende, la guerrilla debe desarmarse.
El Frente Moro Islámico de Liberación (FMIL) es una escisión del Frente Moro de Liberación Nacional (FMLN), separada en 1978.
El FMLN, que fue fundado en 1969, mantuvo un ala militar entrenada y armada por Malasia y firmó un acuerdo de paz por el que renunció a la independencia a cambio, también, de la creación de la Región Autónoma del Mindanao Musulmán, en 1996.
Pero, el FMIL continuó la lucha por la independencia que finalmente abandonó como objetivo para llegar al acuerdo ahora sometido al Parlamento.
Hasta el 2016, cuando se organizarán elecciones en la nueva región autónoma que se superpone con la anterior –esta última desaparece-, los jefes del FMIL, encabezados por Murad Ibrahim, gobernarán el territorio.
La región autónoma abarcará aproximadamente el 10 por ciento del territorio filipino y dispondrá de policía propia y de un parlamento regional, además de la ya citada potestad de cobrar impuestos. Estos tres elementos suman atribuciones no previstas en la región autónoma anterior. No se regirá por la ley islámica, sino por la ley civil laica.
Los filipinos de religión islámica conforman el 5 por ciento de los 100 millones de habitantes del archipiélago. Casi la totalidad del resto se declara de confesión católica, como producto de la colonización española.
El acuerdo no garantiza definitivamente la paz. Primero, porque debe pasar por varias instancias –como la parlamentaria- para convertirse en un instrumento legal. Algo contra lo que militan los responsables católicos del sur. Y luego superar un referéndum previsto para el 2015.
Segundo, y fundamental, porque el FMIL no es la única guerrilla combatiente. Está el grupo Abu Sayyaf que opera en distintas islas filipinas.
Vinculado con Al Qaeda, Abu Sayyaf intenta, actualmente, expandir su influencia a las vecinas Indonesia y Malasia con el objetivo de crear un gran Estado Islámico, similar al Emirato Islámico que opera en Siria e Irak.
Abu Sayyaf que se traduce por el "padre del sable" es una organización fundamentalista y es este el punto central que la diferencia del FMIL.
En consecuencia, sus métodos también difieren. Mientras el FMIL combatía centralmente al ejército filipino, Abu Sayyaf emplea el terror frente a la población civil. Atentados, secuestros - particularmente de turistas extranjeros liberados contra el pago de rescate-, robos y homicidios -en especial de sacerdotes católicos- forman parte de su accionar.
También originado en el Frente Moro de Liberación Nacional (FMNL), el grupo Abu Sayyaf se escindió en 1991. En 2004, el grupo llevó a cabo el atentado más mortífero de su historia con el ataque, cerca de Manila, a un ferry, que ocasionó más de cien muertos civiles.
En 2009, los efectivos de Abu Sayyaf eran calculados en aproximadamente 2.000 integrantes de los cuales 200 formaban el núcleo duro. En 2014, según el Ejército filipino, no superan los 300 combatientes.
Prácticamente se autofinancia –con secuestros y robos- aunque recibe algún aporte intermitente de Al Qaeda, a través de Jemaah Islamiyah, el grupo similar que opera en Indonesia.

 

Modificado por última vez enSábado, 13 Diciembre 2014 19:40

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.