Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Indonesia: la mayor democracia del mundo islámico Destacado

 Candidatos Prabowo Subianto y Joko Widodo. Candidatos Prabowo Subianto y Joko Widodo.

Es el país musulmán más poblado de la tierra y el cuarto por el número de habitantes. Padeció, en décadas anteriores, el terrorismo islámico y los excesos de represivas dictaduras. Sin embargo, Indonesia acaba elegir democráticamente, por tercera vez consecutiva, un presidente de la República.

 

Pero, no todas son rosas tras 15 de democracia desde la caída del dictador Suharto en 1999. Ocurre que el candidato derrotado Prabowo Subianto no acata el resultado electoral y acaba de plantear un recurso ante la Corte Constitucional.

Según los resultados oficiales, con una participación del 71 por ciento, se impuso Joko Widodo que alcanzó el 53,15 por ciento contra el 46, 85 por ciento de Subianto. Traducido a votos, implica aproximadamente 71 millones para Widodo y 62,5 para su rival.

Pues bien, Subianto contesta el recuento llevado a cabo en 51.000 mesas, algo que implica 21 millones de votos en duda. Señala, al respecto, que en varias de esas mesas no se registró ningún voto a su favor y que ello, de por sí, es imposible.

Pero, en su discurso ante la Corte Constitucional, fue mucho más allá. Llegó a comparar a Indonesia con Corea del Norte y dijo que no aceptaba los resultado por la “deshonestidad y la injusticia” del escrutinio.

¿Quién es Subianto? Es un ex general de las fuerzas especiales del Ejército indonesio, de 62 años, hoy hombre de negocios que, en 2009, acompañó a Megawati Sukarnoputri en la fórmula presidencial derrotada, como candidato vicepresidente. Sukarnoputri es la hija del padre de la independencia indonesia, Ahmed Sukarno.

Subianto forma parte de la elite indonesia. Es hijo de un economista que fue ministro de Economía y de Investigación y Desarrollo y estuvo casado con Siti Shuharto, la hija del dictador Suharto, a quién sirvió su padre. Su abuelo, banquero, fue un activo participante de la independencia indonesia.

Como militar, combatió con tropas irregulares la rebelión en Timor Oriental y luego peleó contra el  Movimiento para la Libertad de Papúa donde encabezó la operación Mapenduma que liberó a once científicos secuestrados por la guerrilla papú.

Frente a él, quien ya fue proclamado ganador de las elecciones, el ex alcalde de Solo, su ciudad natal, y actual alcalde de Yakarta, la capital del país, Joko Widodo.

Conocido por su sobre nombre, Jokowi, Widodo, de 53 años, es todo lo contrario. Es un hombre del pueblo, nacido en una choza, de una infancia y una juventud transcurridas en la absoluta pobreza.

Luego Widodo alcanzó la clase media a través de su industria, iniciada artesanalmente, de muebles. Habitualmente, visita los mercados de Yakarta donde suele discutir con la gente y mantiene así su relación con los sectores populares. Es, además, un fanático del rock.

Ahora, la Corte Constitucional deberá expedirse sobre el recurso electoral en un plazo que vence el 21 de agosto de 2014.

Cabe recordar que Indonesia cuenta con 240 millones de habitantes, repartidos entre 13.466 islas, que pertenecen a 360 grupos étnicos y que hablan 719 lenguas diferentes. Cierto es que el 90 por ciento de los indonesios practican el islam, pero en el país conviven minorías de cristianos, de budistas y de seguidores de las enseñanzas de Confucio.

Precisamente, la cuestión étnica determina permanentes problemas para la unidad del país. Uno de ellos, mencionado más arriba, es la cuestión papú, el pueblo que habita la región de Nueva Guinea occidental. La oriental conforma el Estado independiente de Papúa-Nueva Guinea.

En 1969, bajo la dictadura de Suharto, en lugar de llevar a cabo el referéndum acordado entre el gobierno de su predecesor Sukarno y las Naciones Unidos, para que los papúes se pronuncien a favor o en contra de la independencia, fue seleccionado un “consejo de representantes” que votó la unión con Indonesia, luego ratificada en Naciones Unidas.

Desde entonces, el Movimiento Papúa Libre reclama la independencia del país ocupado militarmente y repoblado con javaneses. Se trata de una guerrilla de baja intensidad con prácticas de terrorismo como el secuestro de ejecutivos extranjeros, que fue financiada por el dictador libio Muamar Kadafi y entrenada por el grupo armado filipino Nuevo Ejército del Pueblo.

Años atrás, desde 1976 hasta el 2005, el Movimiento por el Aceh Libre combatió con tácticas de guerrilla al Estado indonesio en el norte de la isla de Sumatra. La contienda costó 15.000 vidas humanas y terminó cuando el gobierno central reconoció una amplia autonomía a la región.    

Modificado por última vez enMiércoles, 10 Diciembre 2014 15:49

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.