Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Japón: retorno al gran escenario Destacado

Disputadas Islas Senkaku Disputadas Islas Senkaku

Siete muertos dejó, como saldo de luto, el paso del tifón Neoguri por el archipiélago japonés. Además, por supuesto, de graves pérdidas materiales. No obstante, el país salió mucho mejor parado de cuanto era previsible debido a su capacidad para enfrentar preventivamente fenómenos climáticos inevitables.

 

Cada noticia meteorológica sobre Japón, en particular si abarca la zona cercada a Tokio, remonta inmediatamente el pensamiento hacia Fukushima, la central nuclear afectada el 11 de marzo de 2011 por un “tsunami”.

Precisamente, simultáneamente al paso del Neoguri, un temblor de 6,8 grados en la Escala de Richter con epicentro muy cercano a Fukushima hizo pensar en la posibilidad de un nuevo “tsunami”.

Todo ocurre cuando la autoridad de regulación nuclear solicitó a Tokio Electric Power (TEPCO) tome medidas suplementarias para evitar una nueva catástrofe en la central accidentada.

Pero Japón, a diferencia de Alemania que resolvió reconvertir su matriz energética, decidió continuar con la producción de energía nuclear. Tras Fukushima, la Autoridad de Regulación Nuclear (ARN) estableció drásticas normas de seguridad para ser cumplidas en plazos perentorios por parte de las empresas productoras.

El 16 de julio de 2014, la ARN validó los criterios de seguridad aplicados por la Compañía de electricidad de Kyushu a sus dos reactores nucleares de la central de Sendai en el sur del Japón. Recomienza así el ciclo para la provisión de energía de origen nuclear, lejos la más barata de las energías convencionales. Japón no se rinde.

Lo nuclear parece condicionar la vida de Japón desde aquel 06 de agosto de 1945 cuando Estados Unidos detonó la bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima. Es desde aquella explosión y la subsiguiente, tres días después, sobre Nagasaki, que Japón, tras su rendición, resolvió prohibir constitucionalmente la guerra.

Desde entonces, solo es permitido mantener una fuerza de defensa habilitada para actuar en casos de agresión contra el territorio japonés.

Todo esto cambia con el primer ministro Shinzo Abe. La cláusula constitucional continúa, pero se le da una interpretación distinta. Ya no se trata de casos de agresión contra el territorio japonés, sino de casos donde la seguridad de Japón corra riesgos. A juzgar por… el gobierno. Es decir, lo mismo que cualquier otro país del mundo que prescinde de cualquier cláusula constitucional pacifista.

La justificación japonesa es… China. China pretende adueñarse de cuanta isla o islote exista sobre el Mar de China. Desarrolla una política marítima de “actor global mayor”. Frente a ello, Japón, “para defender la libertad, la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos”. Son los argumentos esgrimidos.

La nueva posición japonesa preocupa asimismo a Corea del Sur. Cualquier tufo a militarismo mueve las alertas en un país que sufrió una bestial ocupación japonesa durante las décadas de casi la totalidad de la primera mitad del siglo pasado.

Preocupa a Corea del Sur pero no desagrada para nada a Corea del Norte, donde la ocupación fue de igual tenor. No debe leerse esto solamente como consecuencia del conflicto intercoreano. Es así pero también tiene que ver con la posibilidad de resolver un contencioso que opone a Japón y a Corea del Norte desde hace décadas.

Es la historia de los jóvenes y adolescentes secuestrados en Japón por agentes de Corea del Norte, entre 1970 y 198. Ahora, existe un acuerdo para, a través de una Comisión ad-hoc, investigar la cuestión.

Para Corea del Norte, los secuestros fueron 13. Cinco personas volvieron a Japón y las 8 restantes están muertas. Japón señala que fueron, al menos 17, y que no existen pruebas sobre el fallecimiento de las 8 aducidas por Corea del Norte.

Por supuesto, para un régimen de extorsión como el de Corea del Norte, el acuerdo representó un levantamiento de algunas sanciones por parte de Japón, sanciones introducidas como producto, precisamente, de esos secuestros. No se sabe bien cuales son pero se sospecha que quedará levantada la prohibición para que ciudadanos norcoreanos ingresen a Japón.

También como prueba del fin de un Japón sumiso producto de su derrota y su culpa en la Segunda Guerra Mundial, el gobierno japonés de Abe decidió desafiar a Naciones Unidas y reemprender la caza de la ballena que, según el gobierno, es una tradición japonesa.

Muy pocos japoneses consumen hoy carne de ballena, pero el 60 por ciento de la opinión pública se muestra favorable a la caza. Particularmente, el ministro de Agricultura, Yosimasha Hayashi, quién se hace fotografiar consumiendo carne del cetáceo y acaba de organizar “la semana de la ballena” para degustar preparaciones culinarias.

¿Y la economía? Esta vez, mal. El incremento del impuesto al valor agregado necesario para paliar el crecimiento de una deuda pública colosal, determinó alzas del costo de vida que fueron netamente negativas para los sectores asalariados.

En definitiva, se trató de un ajuste. El consumo cayó, la producción también, mientras que los precios crecieron. La recuperación no parece inmediata.

Modificado por última vez enDomingo, 07 Diciembre 2014 15:10

Información adicional

1 comentario

  • How do you strengthen your Achilles tendon?

    I know this if off topic but I'm looking into starting my own blog and was wondering what all is needed to get set
    up? I'm assuming having a blog like yours would cost a pretty penny?

    I'm not very internet smart so I'm not 100% certain. Any tips or advice would be greatly appreciated.
    Thank you

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.