Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Perú: resistencia popular contra el riesgo ambiental de la minería Destacado

Protestas frente a la mina Las Bambas. Protestas frente a la mina Las Bambas.

La minería bien poder representar desarrollo para un país, una región o una comunidad, pero los riesgos de contaminación son demasiado importantes para aprobar proyectos sin la toma de los recaudos necesarios.


En Perú, la resistencia de las poblaciones a diversos proyectos mineros suele cobrarse vidas humanas como ocurrió alrededor de la mina de cobre de Las Bambas, distrito de Cotabamba, departamento sureño de Apurimac.
La resistencia de los pobladores ocasionó la muerte de tres de ellos en los enfrentamientos con las fuerzas policiales, en ocasión de las protestas de octubre de 2015 contra el consorcio australo-chino Minerals and Metals Group Limited (MMG), acusado de haber modificado a su favor el estudio de impacto ambiental.
El enojo popular incluye como razones la no consulta con los habitantes y la aparente complicidad de las autoridades peruanas con el grupo empresarial en un cambio de condiciones.
Originariamente, el transporte de los minerales, desde la mina de cobre ubicada a 4.000 metros de altura consistía en un ducto, pero luego surgió la modificación del transporte por camiones a un ritmo de 125 diarios que, obviamente, impactan de manera diferente sobre el medio ambiente.
En contrapartida, la inversión es por demás significativa: 10 mil millones de dólares que hacen de Las Bambas el principal proyecto minero del Perú. La mina ya está abierta en un 98 por ciento y debía comenzar a extraer en el primer trimestre del 2016.
En 2012, el mega proyecto de mina de oro de Congas, con una inversión de 4.800 millones de dólares, en el departamento de Cajamarca –norte- quedó suspendido ante las protestas de los habitantes que veían una amenaza para el agua potable de la zona.
En mayo del 2015, fue el turno de la mina Tía María, en el distrito de Islay, departamento de Arequipa –sur-, donde la población resistió el proyecto de explotación de Southern Perú, empresa filial de la mexicana Southern Copper.
No es el caso de Las Bambas. Allí, la inversión es bienvenida. No así el no explicado, ni consensuado cambio de las condiciones originales.
Desde lo político, Perú atraviesa una etapa preelectoral signada por denuncias de corrupción contra el gobierno del presidente Ollanta Humala.
Las denuncias visualizan en particular a su mujer, Nadine Heredia, sobre ingresos que obtuvo cuando fue "empleada" por un hombre de negocios, hoy preso, vinculado con el gobierno venezolano de Hugo Chávez y con empresas de ese país próximas al poder en Venezuela.
Hasta el momento, Heredia no recibió ninguna condena debido a la falta de pruebas que la incriminen.
La elección presidencial está prevista para el mes de abril de 2016. La popularidad del presidente Humala, un ex militar que giró desde posiciones populistas a liberales, cayó a solo un 13 por ciento en el tercer trimestre del año pasado.
Humala debió enfrentar una crisis de importancia en febrero de 2015 cuando debió desprenderse de su ministro más popular, el titular de Interior, general Daniel Urresti.
Urresti atacó con denuedo el problema de la inseguridad ciudadana, algo que le valió popularidad. En contra partida, sus métodos duros de represión de las protestas, sus ataques al periodismo, sus tweets ofensivos para la oposición y sus declaraciones machistas, le reportaron la repulsión de buena parte de la sociedad peruana.
Ahora, Urresti se prepara para competir en las presidenciales de abril. Sus rivales: probablemente, el ex presidente Alan García y la hija del ex autócrata, actualmente en prisión, Alberto Fujimori.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.