Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Estados Unidos: economía y política exterior respaldan a Obama Destacado

Los protagonistas del acuerdo nuclear con Irán. Los protagonistas del acuerdo nuclear con Irán.

El presidente Barack Obama se acerca al final de su mandato con suficientes notas positivas. Tanto en economía, como en política internacional y hasta en política interna, los datos objetivos demuestran mejoría. Bemol: la situación social, en particular, el racismo.


Si bien la sociedad norteamericana avanzó a pasos impensados hace medio siglo en materia de derechos para las minorías, resabios de racismo aparecen con demasiada frecuencia.
Se trate de una represión policial catalogada como excesiva, o de la aparición de racistas "tardíos" que disparan sobre personas afroamericanas, la violencia apoyada en la cuestión racial no ha sido erradicada.
En política interna, si bien la sociedad castigó a Obama en la elección de medio tiempo de noviembre de 2014, la iniciativa política que, desde entonces, domina el presidente hace que los republicanos apoyen, en los hechos, más de lo que obstruyen
Es que la opinión pública revalorizó la imagen presidencial y la del gobierno.
Una de las causas de dicha revalorización es la mejoría sustancial de la economía. A tal punto es esto así que, a diferencia de buena parte de los países desarrollados, la tasa de interés será elevada por parte de la Reserva Federal.
¿Qué significa dicho aumento? Pues la normalización de la política monetaria. Hasta ahora, para mantener el nivel de la actividad económica, la reserva federal colocaba la tasa de interés en un nivel muy próximo de cero. Es decir, dinero barato para que las empresas y los particulares se endeuden y la economía funcione.
Los objetivos actuales de la Reserva Federal son por demás ambiciosos. Ya no se trata de reactivar, ahora se trata de alcanzar el pleno empleo y elevar la inflación a un dos por ciento anual.
Junto con la economía, el otro fuerte de la administración Obama resulta de la política exterior.
Curiosamente, se trata de la materia donde más quedaba reflejada la inexperiencia del presidente que nunca había desempeñado funciones ejecutivas hasta alcanzar la Casa Blanca.
Sin dudas, su actual secretario de Estado, John Kerry, demuestra una capacidad superior para la función. Muy superior a la que presentó Hillary Clinton, quien fue su antecesora durante cuatro años.
Obama se mostró exultante con la firma del acuerdo nuclear con Irán. Habló del triunfo de la diplomacia, en referencia –aunque sin decirlo- a las guerras de los Bush. Y le recordó al Congreso que, si no lo aprueba, vetará el rechazo.
Ahora le toca calmar los nervios de Israel y de las monarquías sunitas del Golfo Pérsico. Para ello, el secretario de Defensa, Ashton Carter, emprenderá una gira que lo llevará a Arabia Saudita y a Israel.
Pero, Obama sabe que abrió una nueva era para el Medio Oriente. Sabe que con Hassan Rohani como presidente de Irán, el país persa puede dejar atrás su apuesta por la desestabilización regional. Y sabe que el rol desestabilizador hoy lo cumple Estado Islámico, tan enemigo de Estados Unidos como de Irán.
En el terreno internacional, el éxito no se recuesta solo en Irán. El camino hacia la normalización de las relaciones con Cuba ya con apertura de embajadas; el acuerdo del Congreso para que el presidente avance, mediante un mecanismo acelerado, en el Tratado de Libre Comercio con la región Asia-Pacífico y el más moderado avance del acuerdo de libre comercio con Europa, son prueba de ello.
Y para demostrar que, también cuando hace falta, hay que saber apretar los dientes, Estados Unidos instalará artillería pesada en Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Rumania y Bulgaria.
Es para Putin, claro.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.