Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Egipto: modernización social y productiva con retroceso político Destacado

Primer carguero en recorrer la segunda vía del Canal de Suez Primer carguero en recorrer la segunda vía del Canal de Suez

Paradojas del Egipto moderno. Por un lado, la apertura de la segunda vía del Canal de Suez y el debate sobre el uso del velo femenino. Por el otro, la guerra de Estado Islámico y la represión brutal contra los Hermanos Musulmanes.


Es el pasado que convive con la modernidad en un presente cuya definición dista mucho de ser alcanzada.
Sin dudas, la segunda vía del Canal de Suez es una obra de ingeniería de envergadura mayor. La segunda vía quedará inaugurada el 6 de agosto pero tres grandes cargueros ya atravesaron el paso, a modo de prueba.
Prueba que resultó satisfactoria, aunque un factor adicional se sumó. Fue el incremento de la seguridad frente a eventuales ataques de Estado Islámico. De allí, la presencia de helicópteros artillados del Ejército egipcio que custodiaban los tres cargueros.
Es que el Canal de Suez separa al Egipto africano del Egipto asiático. Es decir, de la Península del Sinaí. Y es allí, en el Sinaí, donde opera el terrorismo de Estado Islámico.
El Canal de Suez puesto en servicio hace 145 años representa para Egipto una fuente de ingresos de 5.000 millones de dólares anuales. Para el 2013, cuando la segunda vía sea utilizada a pleno, esos ingresos se habrán triplicado hasta alcanzar los 15 mil millones.
A su vez, el tiempo de tránsito quedará disminuido a la mitad. En Egipto, todo el mundo confía en el relanzamiento económico a partir de la apertura de la segunda vía. Está por verse.
Pero también la sociedad discute sobre la vestimenta de las mujeres que equivale, en alguna manera, a discutirá sobre la condición de la mujer.
El retorno a un régimen laico –con el Ejército en el poder- representa, paradójicamente, una liberación de las costumbres.
En rigor, la mujer egipcia siempre contó con mayor margen de libertad que sus congéneres de otros países islámicos. Ni que hablar frente a la condición de la mujer en Arabia Saudita. Pero la llegada de los Hermanos Musulmanes al poder –en elecciones libres- retrotrajo a las mujeres a una condición impuesta por una interpretación arcaica del islam.
De allí que el uso del velo se hizo popular. No mucho por convicción y sí mucho para evitar inconvenientes. Sobre todo frente a los "devotos" y a los "sheikhs extremistas".
Hoy la tendencia recorre el camino inverso. Sobre todo entre la juventud. No son pocas quienes ya dejaron ese tipo de indumentaria de lado, aunque aún resultan pioneras. Una encuesta reveló que siete de cada diez mujeres egipcias estarían dispuestas a quitarse el velo si la sociedad se convierte en más tolerante.
Si el Ejército representa una modernidad en cuanto a las costumbres, ocurre exactamente lo contrario frente a la política.
En ese terreno, el Ejército recurrió al golpe de Estado para voltear al único presidente libremente electo de la historia de Egipto, el encarcelado Mohamed Morsi.
Perteneciente a los conservadores del islam político, Morsi fue condenado a varias penas capitales. Los Hermanos Musulmanes, organización a la que pertenece, son objeto de una persecución brutal en todo el país y fueron proscriptos en las elecciones que ganó el general golpista Abdel Fattah al-Sissi. Golpe de Estado y represión no son, precisamente, sinónimos de modernidad.
Tampoco, claro, lo es Estado Islámico. La brutal represión contra los Hermanos Musulmanes favorece al reclutamiento de los fundamentalistas, cuya táctica de combate es doble. Terrorismo y guerra.
Atentados en El Cairo como el asesinato del procurador general del 1 de julio de 2015 y ataques de tipo militar, con armas pesadas, en la Península del Sinaí con el objeto de provocar bajas entre los soldados, conforman ejemplos de dicha táctica.
Los ataques son llevados a cabo por "Provincia del Sinaí", el nombre que adoptó la organización terrorista Ansar Beil Al-Maqdis tras prestar sermón de obediencia a Estado Islámico, es decir al Califato.
"Provincia del Sinaí" contaría con 500 combatientes aguerridos surgidos de las tribus beduinas del Norte del Sinaí, sumados a algunos militares que desertaron y a ex combatientes de Afganistán.
Su capacidad militar crece como lo prueba el ataque exitoso a un barco patrullero egipcio en la costa mediterránea del Sinaí, en un área muy próxima a la frontera con la Franja de Gaza., donde gobierna el Hamas, próximo a los Hermanos Musulmanes y los ataques simultáneos en dos localidades del Sinaí –el pasado 17 de junio- que obligó al uso de aviones F-16 para repelerlos.
La visita del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, a El Cairo fue demostrativa del avance de la concepción estratégica por sobre la humanitaria.
Kerry no dejó de puntualizar la necesidad de amalgamar la lucha contra el terrorismo con el respeto por los derechos humanos. Ni él, ni nadie ignoran que la represión contra los Hermanos Musulmanes supera los límites de la tolerancia.
El hecho de la reanudación luego de seis años del denominado "Diálogo Estratégico" entre Estados Unidos y Egipto y la entrega de 8 de los 12 aviones de combate F-16 prometidos, demuestra cuál de los dos conceptos pesa más.
Sin dudas, los F-16 son necesarios para atacar al djihadismo de Estado Islámico que, con el nombre de Provincia del Sinaí, operan en la región desértica. Más aún, si Estados Unidos no quiere extender sus operaciones aéreas sobre Irak y sobre Siria a Egipto.
Kerry fue a Egipto a defender el acuerdo nuclear con Irán. Egipto es, hoy por hoy, un aliado seguro de Arabia Saudita. Por ende, Kerry y la diplomacia norteamericana hablan con Egipto con los ojos puestos en Arabia Saudita y el resto de las monarquías sunitas del Golfo. Y para eso hay que hacer concesiones.
Pero, además, Estados Unidos mira con recelo la cooperación militar, algo más que incipientes, que se desarrolla entre Egipto y Rusia. De allí que la reanudación de la ayuda militar, luego de dos años de suspensión, no haya quedado supeditada a una mejoría en la cuestión de los derechos humanos.
En materia económica, las cifras del tercer trimestre del año fiscal resultaron alentadoras. Comparado con igual período del año fiscal anterior, el crecimiento del Producto Bruto Interno fue del 4,7 por ciento.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.