Menu
Libia: La Unidad con fuerza en los rebotes

Libia: La Unidad con fuerza en los …

El Gobierno de Unidad des...

Yibuti: Guelleh re-elegido para un cuarto mandato

Yibuti: Guelleh re-elegido para un …

Lleva 17 años en el poder...

Corea del Norte: Aumenta la tensión y China dispuso bloqueo comercial

Corea del Norte: Aumenta la tensión…

Luego del cuarto ensayo n...

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “grieta”

Perú: Sin “milagro” sobreviene la “…

A 24 años del autogolpe, ...

Uganda: Eterno rey de Escocia

Uganda: Eterno rey de Escocia

Yoweri Museveni, fue reel...

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

Sudáfrica: Zuma suma escándalos.

El presidente de la econo...

México: Giro en la investigación por los desaparecidos de Iguala

México: Giro en la investigación po…

La Procuraduría Gene...

Seychelles: James Michel resultó electo para un tercer mandato

Seychelles: James Michel resultó el…

Por algo menos de 200 vot...

San Vicente: Ralph Gonsalves reelecto por cuarta vez consecutiva

San Vicente: Ralph Gonsalves reelec…

Por cuarta vez consecutiv...

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelecto en el gobierno de Gibraltar

Gran Bretaña: Fabián Picardo reelec…

Fabián Picardo, el actual...

Prev Next

Nigeria: cien días sin las 219 niñas secuestradas Destacado

Malala Yousafzai con estudiantes nigerianas que escaparon de Boko Haram Malala Yousafzai con estudiantes nigerianas que escaparon de Boko Haram

El 22 de julio pasado se cumplieron 100 días desde el secuestro de las estudiantes secundarias de la ciudad de Chibok, estado de Borno, en el noreste de Nigeria, por parte de la banda terrorista Boko Haram.

 

Fue entonces cuando un grupo de terroristas penetró en el dormitorio de la Escuela, haciéndose pasar por soldados del ejército nigeriano, y secuestró a 276 niñas de entre 12 y 17 años que allí pernoctaban. Algunas lograron escapar posteriormente, pero 219 permanecen desaparecidas desde entonces.

Cien días fue cuanto hizo esperar a los padres de las niñas desaparecidas, el ineficiente presidente del país Goodluck Jonathan para recibirlos en la capital Abuja. No fue siquiera capaz de trasladarse a Chibok.

Abubakar Shekau, el jefe de Boko Haram, difundió, desde el secuestro, dos videos. En el primero, dijo que iba a vender a las niñas como esclavas y entregarlas en matrimonio a la fuerza. En el segundo, cambió de parecer, y ofreció canjearlas por prisioneros fundamentalistas.

Desde entonces es mucho lo que se habló y poco lo que se hizo. Sí, se produjo una toma de conciencia internacional sobre el problema con declaraciones del Papa Francisco, de la esposa del presidente de los Estados Unidos, Michelle Obama y de la actriz Angelina Jolie.

Quizás el reclamo más significativo provino de Malala Yusafzai, la adolescente pakistaní que sobrevivió a una tentativa de asesinato, en 2014, por parte de los talibanes en razón de su defensa de la educación de las niñas. Malala fue a Nigeria y reclamó por la liberación de las secuestradas.

Unos días antes de la visita, 07 de julio de 2014, sesenta y tres de las sesenta y ocho mujeres y adolescentes secuestradas por Boko Haram con posterioridad al rapto de las estudiantes, lograron evadirse de sus captores y retornaron a sus hogares.

Contrasta esta actitud con la utilización, por parte de los terroristas, de mujeres kamikaze que se hacen explotar, particularmente en la ciudad más importante del norte de Nigeria, Kano. En la ciudad de Katsina, cercana a Kano, las autoridades arrestaron a tres presuntos miembros de Boko Haram, junto con una niña de 10 años que portaba un cinturón de explosivos.

Mientras tanto, no cesan los ataques del grupo a las indefensas poblaciones y ciudades del noreste de Nigeria, donde el ejército y la policía, minados por la corrupción, resultan incapaces de hacer frente al terrorismo.

El ataque más importante ocurrió el 22 de julio cuando la ciudad de Damboa, también ubicada en el noreste, fue tomada por Boko Haram, en lo que fue su máxima victoria desde que comenzaron sus operaciones en 2009.

Los terroristas incendiaron las viviendas y masacraron a los civiles que se rendían. Las fuerzas militares se habían retirado previamente, con la inaceptable excusa de “ataques anteriores”.

El resultado fue que más de 15.000 habitantes de Damboa abandonaron la ciudad que los “combatientes” de Boko Haram ocupan desde entonces.

Paralelamente, la ola de atentados continúa tanto en Kano, como en la capital Abuja y en ciudades más pequeñas. La novedad resulta de la visualización como objetivo a abatir de dignatarios musulmanes críticos del grupo terrorista.

Desde el plano político, el jefe terrorista Abubakar Shekau difundió un video donde se solidariza con Abu Bakr El-Baghdadí autoproclamado califa del Estado Islámico en Irak y Siria; con el médico egipcio Ayman Al-Zawahiri, sucesor de Osama Bin Laden al frente de Al Qaeda y con el mollah Omar, jefe de los talibán afganos.

Luego reivindica atentados en Abuja y en Lagos, la principal ciudad del país, y se burla de la campaña “Devuelvan nuestras niñas” referidas a las adolescentes secuestradas.

Del otro lado, esporádicamente, el ejército difunde alguna información sobre éxitos militares que nadie comprueba.

En otro orden de cosas, un primer caso mortal de Ebola se registró en Lagos, el pasado 25 de julio de 2014. De momento, las fronteras del país no están cerradas, pero en puertos y aeropuertos es verificable un despliegue de especialistas para detectar cualquier caso sospechoso.

El fallecido fue un ciudadano liberiano que se trasladó por vía aérea a Nigeria.  La epidemia ya produjo 660 muertes en Guinea, Liberia y Sierra Leona. Al igual que el Ejército, la infraestructura sanitaria de Nigeria no está a la altura de las circunstancias si hace falta enfrentar la epidemia.

Modificado por última vez enLunes, 08 Diciembre 2014 14:31

Información adicional

1 comentario

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
Info for bonus Review William Hill here.